Cronica de una Histero anunciada

Partimos de la base de que cada persona es un mundo y lo que para una es un granito de arena, para otra es un saco cemento.
No quiero que mi experiencia traume a nadie, es eso, mi experiencia ni más ni menos…
Ayer me sometí a la temida prueba de la histerosalpingografia, que más que una prueba parece un trabalenguas.
Hacía meses que tenía que realizarme esta prueba, es la que me quedaba por hacer para empezar mi tratamiento de IA.
Aproveche que los astros se alinearon y ya que la warripeich bajo estando en Sevilla y me encontraba visitando familiares, me la hice allí.
Esta es la segunda vez que me hacia esta prueba, en verdad la primera no cuenta. En el centro de radiología autorizado de mi ciudad, hacen “histero” pero no tienen el material para ello, así que solo me di un paseo con el culete al aire por la sala de rayos, eso si el volante no te lo devuelven….

No negare que he leído cada experiencia que he encontrado por San Google; por supuesto hay de todo y lo dicho cada una somos un mundo. La prueba en si no duele, es molesta y nada nada agradable.
Bueno al lio, que me enrollo como una persiana.

 

https://i1.wp.com/www.kolosej.si/media/storage/movies/1900/3/11/8711.jpg
La cita la tenía a las 13h, media hora allí estaba yo, yo y mis nervios. (J buscando aparcamiento). Al momento salió un simpático médico apareció de la nada para pedirme los papeles, me dijo:
– “Nervios fuera que esto es un momento, vamos a prepararlo todo, y vengo a por ti”.
Puntales son, a la una ese mismo medico salió.
– “Venga P, te toca. Mmmm tuuu mario está aquí?”
– “Si aquí esta…”
– “Pues tu pa dentro también, que esto es cosa de dos”
(En ese instante visualice en mi interior un auditorio en pie aplaudiendo a este doctor y el Aleluya sonando de fondo… Ainnns)
Me dio una bata azul y me pidió que me quitara todo, a J le dio un delantal de plomo, ¿son de plomo no?
Y aquí empieza mi tortura, puede que os suene exagerado, pero lo fue. Me dijo que solo sería un momento “en un cuarto hora, esta ventilao”… inocente de mi… Parte de culpa la tengo yo, me pongo súper tensa y no se lo puse fácil al pobre hombre.
Me dijo que me iría indicando cada cosa que me haría. Empezó a ponerme el picopato, (hasta aquí sin dolor), el iba tranquilizándome contándome batallitas y demás.
Pero fue cuando al usar un desinfectante al que él llamaba Don Limpio… Eso ardía, pffff, si hubiese tenido un abanico….
Una vez desinfectada, me dijo “ahora vamos a introducir el contraste, puede ser que ahora te duela” pues precisamente, eso tampoco me dolió. Sentía como entraba pero ni fu ni fa, no sentí nada de dolor.
Aquí surgió un problema, el líquido de contraste se salía. Tuvieron que repetir la operación. Y se volvía a salir. Entonces le oí decir al auxiliar, “trae la cánula”. Más tarde, “trae la otra” Y esta sí que si, el líquido se mantuvo dentro. ¡Haber empezado por ahí! Me hubiese ahorrado muchas muchas molestias. A eso le sumamos mantenerte con las patas abiertas, piernas flexionadas….
¡Ya si! Disparo varias placas y ¡ala! Se acabo, pa casa.
Ahora comprenderéis porque digo que para mí fue una tortura, lo que debía a ver sido unos 15 minutos, se transformaron en ¡55!…

Al terminar me dijo que sentía haberme tenido tanto tiempo, que tomase algún analgésico, para las molestias.
Cuando salimos de allí, aun por el pasillo J, iba cabizbajo. Le pregunte:
– ¿Qué pasa?
– No me lo imaginaba así, ha habido un par de veces que de verte pasándolo tan mal le hubiese estampado al tío una placa en la cabeza…
J
– ¿Qué?
– ¿A que ya no te resulta tan terrible meterte con un vasito en una salita….?
La verdad que lo peor vino después, sufrí durante el resto del día unos dolores de regla impresionantes. Muy fuertes. Incluso hoy tengo molestias.
Nada más salir, me tome un ibuprofeno, a las cuatro horas otro y para pasar mejor la noche un nolotil. Aun así cuando os tengáis que hacer esta prueba consultar si debéis tomar algo y el que.

Lo dicho, cada una es un mundo… En fin, lo peor ha pasado ya.

https://i2.wp.com/i44.tinypic.com/2m4ye88.jpg

Anuncios

3 comentarios en “Cronica de una Histero anunciada

  1. No olvides el momentazo ENEMA de antes de la histerosalpingografía! Yo no me había puesto nunca ninguno y …… madre mía qué impresión!!! jajajaja. A mí me pasó exactamente lo mismo que a tí, no se sujetaba bién el aparatejo al cuello del útero y allí estuvo el hombre hurgando un buen rato. Si no hubiera sido por eso, ninguna molestia. Ahora bién, lo peor fué al salir, los dolores de vientre que tuve, no podía estar de pié, menos mal que me acompañó mi madre y pudo conducir ella hasta mi casa. Una vez allí, ya tranquilita, se me pasó en un par de horas.
    A ver qué te dicen en los resultados!
    Besitos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s